La impresión offset es aquella que utiliza tinta líquida, planchas metálicas y una maquinaria compleja y grande que traslada la tinta al papel.

La calidad de la impresión offset es mayor a la de la impresión digital y el impacto físico en el papel es menor.

¿Cómo funciona?

La impresión offset precisa de unas planchas metálicas de aleación de aluminio que se graban previamente, según el diseño del documento. Para cada pliego y cara que se imprima se requiere una plancha para cada color primario, con los cuales se consiguen todos los colores.

Si se imprime únicamente en negro, solo se requerirá la plancha del negro, pero si realiza a todo color se preparan 4 planchas para cada pliego y cara. Este aspecto afectará proporcionalmente al precio de la impresión.

La impresión con tecnología offset tiende a ser significativamente más rápida que la impresión digital, siendo capaz de imprimir alrededor de 12,000 pliegos en formato 70x100 cm cada hora.

La calidad de impresión offset brinda una imagen de alta calidad, más clara y definida que otros sistemas o tecnologías de impresión.